El cuidado de los mayores: cómo hacerles sentirse como en casa

Las residencias pueden llegar a ser el mejor lugar para las personas mayores cuando no podemos brindarles la atención suficiente. En estos espacios, además de ser bien atendidos por profesionales cualificados, los ancianos pueden volver a tener una estimulante y sana vida social, a través del contacto con personas de su misma edad.

Uno de los problemas más comunes durante la vejez, que muchas personas mayores están sintiendo, es la sensación de soledad. Es por ello que es importante para cualquier residencia cualificada hacer que la persona mayor se sienta acogida casi tanto como si estuviese con su propia familia y, por difícil que parezca, esto es posible brindándole los cuidados adecuados, los cuales detallamos a continuación.

Cuidados básicos para mayores en residencias

Existen diferentes tipos de residencias, algunas dan la opción a sus clientes de acoger al mayor únicamente durante el día, ofreciendo el servicio de centro de día. En estas, los cuidadores pueden ser los encargados de llevar y recoger al mayor a la hora que se indique, o bien se ofrece transporte para agilizar el desplazamiento del mayor de su casa a la residencia. 

Aunque el cuidador sigue haciéndose cargo de supervisar al mayor, su alimentación o la toma de medicamentos, durante algunas horas al día estos cuidados los recibirá por parte de profesionales. 

Las residencias con estancias temporales ofrecen un respiro a las personas o familias de personas mayores dependientes, un tiempo para su descanso o para hacer frente a una situación de necesidad. También son la opción ideal cuando una persona necesite cuidados intensivos después de una cirugía, por ejemplo.

Las estancias permanentes en las residencias son la solución idónea cuando las personas mayores necesitan ayuda con las actividades diarias y requieren de una atención personalizada, pero también de la compañía de otros residentes. Muchas personas autónomas prefieren vivir en compañía, o despreocuparse de hacerse cargo de tareas diarias como son la compra, el cuidado de la casa...Para ellas, las residencias de mayores representan el lugar que se puede convertir en su hogar.

Aspectos esenciales en una residencia

Los cuidados para mayores en una residencia son solo una parte del servicio que se debería prestar a los ciudadanos mayores. Existen también otros factores que son importantes y que están relacionados con el bienestar emocional del adulto mayor. El hecho de que se sienta cómodo y en casa, dependerá de que se mantenga el equilibrio entre ambos tipos de atención, los cuales se fundamentan en los siguientes aspectos:

  • Higiene personal

Consiste en prestarle al adulto mayor ayuda en el aseo personal siempre que lo requiera. Además, es necesario que se haga lo posible por recuperar y mantener la autonomía del mayor en su cuidado personal, siempre en la medida de sus posibilidades.

  • Cuidado personal

Es importante brindarle a la persona mayor todo el apoyo necesario en sus actividades diarias, para que no sufra ningún tipo de desgaste durante su estancia en la residencia. Sin embargo, el equilibrio entre el descanso y el sedentarismo es frágil, por lo que estos deben tener suficiente libertad como para desenvolverse con naturalidad aunque su seguridad sea la prioridad.

  • Control médico

Debe existir un estricto seguimiento de la toma de sus medicamentos, además de una correcta administración y acompañamiento.

  • Alimentación

La alimentación es otro de los puntos clave en el cuidado de los adultos mayores en residencias. Debe ser adecuada según las condiciones que algunos de ellos puedan padecer, además de nutritiva y disfrutable para ellos.

  • Compañía

Para que se sientan bien acogidos por el personal, es importante que se les brinde un trato cercano y de calidad. La conversación y el desarrollo de sus habilidades sociales son aspectos sumamente importantes para ayudar a prevenir los sentimientos de soledad comunes en las personas mayores.

  • Estimulación

Es importante que se les brinden constantes formas de entretenimiento que no les permitan aburrirse. Además, los ejercicios físicos y cognitivos son importantes para favorecer un envejecimiento activo que se traducirá en una mejor salud. En el caso de enfermedades como la demencia y el Alzheimer, es importante que las personas que sufren este tipo de patologías se sientan a salvo, sin perder su libertad. Una de las residencias geriatricas de Barcelona donde se cumplen todos estos estándares y más es la de Colisée Igualada, si estás buscando una opción por la zona puedes echarle un vistazo.

Si una residencia aplica en su justa medida cada uno de estos aspectos, será completamente seguro confiarle los cuidados de los miembros más adultos de la familia, con el fin de que puedan disfrutar de los mejores cuidados como si estuvieran en su propia casa.

Logotipo enterat.com
contacto · aviso legal · privacidad · cookies