Qué es un alojamiento web, y por qué es básico para tener una web

Para poder tener presencia online es necesario contratar una serie de servicios que resultan claves para el éxito de la web

En la actualidad, empresas y profesional necesitan tener presencia y visibilidad en internet para darse a conocer a nuevos clientes y poder así hacer crecer su negocio.  La red permite alcanzar al público de cualquier parte del mundo y es crucial a la hora de dar a conocer nuevos productos o servicios. Por tanto, contar con una página web bien diseñada y funcional se ha vuelto imprescindible para el éxito de cualquier proyecto empresarial. Para ello es imprescindible contar con un dominio y un hosting. 

Un dominio web es el nombre único de cada proyecto que permite que los usuarios lo encuentren en internet. El hosting, por su parte, es el alojamiento web, es decir, el lugar en el que se encuentran almacenados todos los archivos y datos que componen una web. Es el servicio online que permite que se pueda acceder a ella cuando el usuario teclea el dominio. Una direcciónIP es una serie de números únicos que identifican el servidor que aloja el sitio web. Cuando un usuario teclea la dirección URL de un sitio web, el navegador utiliza la dirección IP del servidor para encontrar esa web y el servidor web responde a la solicitud del navegador y envía los datos del sitio web de vuelta al navegador del usuario.

El hosting es clave para que una web funcione correctamente. Por ello es imprescindible confiar en proveedores de primer nivel como Webempresa que cuenten con los servidores más avanzados, que garanticen tanto la eficiencia como la seguridad de la web. 

El servicio de hosting no es únicamente el responsable del funcionamiento de la web, sino también de aplicar los protocolos de seguridad necesaria para impedir cualquier tipo de ataque malicioso que pueda afectar al negocio o a sus clientes. Por ello merece la pena prestar la suficiente atención a la elección de proveedor de hosting. 

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un hosting

Antes de contratar un hosting hay que tener en cuenta datos como la estimación del número de visitas mensuales de la web y otros factores como: 

-La velocidad: el proveedor debe poner a disposición de las webs que gestiona servidores ultrarrápidos. Webempresas por ejemplo, tiene el compromiso de cambiar sus servidores cada 2 años para que sus clientes tengan a su disposición la tecnología más potente del mercado.

-El servicio técnico: no hace falta ser experto en informática para tener una web en funcionamiento; sin embargo, es importante poder contar con un servicio de asistencia en tu idioma las 24 horas los 365 días del año. El equipo de soporte debe desde resolver cualquier duda, a ser capaz de resolver incidencias de forma ágil y eficaz. 
 
-La capacidad de almacenaje: existen diferentes planes que se ajustan a las necesidades de pequeñas y grandes empresas. Es fundamental que sean escalables para poder irse adaptando al crecimiento del negocio. Los expertos deben recomendar el plan que mejor encaje con las necesidades específicas del proyecto para no quedarse corto ni pagar de más.  

-Las medidas de seguridad: la situación actual de la red hace muy recomendable realizar copias de seguridad diarias y contar con medidas antihackeo que protejan de problemas. Otro factor que se ha vuelto imprescindible son los sistemas de pago protegido. 

Es mejor elegir un hosting administrado o no administrado

La elección entre un hosting administrado y no administrado depende de tus necesidades y conocimientos técnicos:

  1. Hosting administrado:
    • Ventajas:
      • Soporte técnico: Obtienes asistencia técnica para la configuración, mantenimiento y solución de problemas del servidor.
      • Menos trabajo: El proveedor se encarga de tareas como actualizaciones, copias de seguridad y seguridad, lo que te permite centrarte en tu sitio web o aplicación.
      • Mayor confiabilidad: Los servidores suelen estar optimizados para el mejor rendimiento y seguridad.
    • Desventajas:
      • Más caro: Los servicios administrados suelen tener un costo mensual más alto.
      • Menos control: Puedes tener menos control sobre la configuración del servidor, ya que el proveedor puede limitar algunas personalizaciones.
  2. Hosting no administrado:
    • Ventajas:
      • Mayor control: Tienes la libertad de configurar el servidor según tus necesidades y preferencias.
      • Menor costo: Por lo general, es más económico que el hosting administrado.
      • Aprendizaje: Si deseas aprender sobre administración de servidores, un hosting no administrado te brinda la oportunidad de hacerlo.
    • Desventajas:
      • Responsabilidad: Debes encargarte de la configuración, mantenimiento y seguridad del servidor, lo que puede ser complicado si no tienes experiencia técnica.
      • Posible falta de soporte: Es posible que no recibas asistencia técnica, por lo que debes solucionar tus propios problemas o contratar a un experto.

La elección entre hosting administrado y no administrado dependerá de tu nivel de experiencia técnica, presupuesto y el grado de control que desees sobre tu servidor. Si eres nuevo en la administración de servidores o prefieres centrarte en tu sitio web o proyecto, es posible que un hosting administrado sea la mejor opción. Por otro lado, si tienes habilidades técnicas y deseas personalizar completamente tu servidor, un hosting no administrado puede ser más adecuado.

¿Por qué deberías elegir un hosting administrado para empezar un proyecto?

Elegir un hosting administrado para comenzar un proyecto tiene varias ventajas que pueden ser especialmente beneficiosas si eres nuevo en la administración de servidores o si deseas enfocarte en el desarrollo de tu proyecto en lugar de lidiar con aspectos técnicos. Aquí te explicaré por qué deberías considerar un hosting administrado para iniciar un proyecto:

  1. Soporte técnico: Un hosting administrado suele ofrecer un nivel de soporte técnico superior. Esto significa que puedes obtener ayuda con problemas técnicos, configuraciones o preguntas relacionadas con el servidor. El equipo de soporte estará disponible para resolver tus inquietudes, lo que te brinda tranquilidad y ahorra tiempo.
  2. Facilidad de uso: Los proveedores de hosting administrado suelen ofrecer paneles de control intuitivos y herramientas que simplifican la gestión del servidor. Esto es especialmente útil si no tienes experiencia previa en la administración de servidores, ya que te permite realizar tareas como la instalación de aplicaciones o la configuración de correos electrónicos de manera más sencilla.
  3. Seguridad y actualizaciones: Los servidores administrados suelen estar configurados con medidas de seguridad predefinidas y se encargan de aplicar actualizaciones de software y parches de seguridad de manera regular. Esto reduce el riesgo de vulnerabilidades y te protege contra amenazas cibernéticas.
  4. Rendimiento optimizado: Los proveedores de hosting administrado suelen optimizar sus servidores para ofrecer un alto rendimiento. Esto es importante para asegurarte de que tu proyecto funcione de manera eficiente y responda rápidamente a las solicitudes de los usuarios.
  5. Copias de seguridad automatizadas: Los servicios de hosting administrado suelen incluir copias de seguridad automáticas, lo que significa que tus datos estarán respaldados de forma regular. Esto es esencial para evitar la pérdida de datos en caso de un error o problema en el servidor.
  6. Enfoque en tu proyecto: Al elegir un hosting administrado, puedes concentrarte en el desarrollo y el contenido de tu proyecto en lugar de preocuparte por la infraestructura técnica. Esto te permite dedicar más tiempo y recursos a hacer crecer tu proyecto.

Si estás comenzando un proyecto y no tienes una amplia experiencia en administración de servidores, un hosting administrado te brinda comodidad y seguridad, permitiéndote concentrarte en la construcción y expansión de tu proyecto sin preocuparte por aspectos técnicos complejos.

Logotipo enterat.com
contacto · aviso legal · privacidad · cookies · configuración cookies