Qué no comer durante el embarazo 2019 (alimentos prohibidos)

Qué no comer durante el embarazo 2019 (alimentos prohibidos)

Qué alimentos NO comer durante el embarazo

- 1. Grandes peces como el pez espada, el tiburón, el atún rojo o el lucio.
- 2. Leche cruda y quesos frescos o de pasta blanda (Brie, Camembert, tipo Burgos o quesos latinos, mozzarella y quesos azules) si en la etiqueta no dice que estén hechos con leche pasterizada. Quesos rallados o loncheados industriales. Corteza de todos los quesos incluidos los pasteurizados. > SÍ SE PUEDEN COMER los quesos hechos con leche pasteurizada.
- 3. Frutas, hortalizas crudas que no se hayan pelado o lavado y desinfectado previamente (incluyendo ensaladas embolsadas y las consumidas fuera de casa). > SÍ SE PUEDEN COMER si se lavan con agua corriente y desinfectante alimentario.
- 4. Brotes crudos (soja, alfalfa...). Es muy difícil eliminar la contaminación mediante el lavado pero sí se pueden consumir si se cocinan bien.
- 5. Huevos crudos o preparaciones elaboradas con huevo crudo (salsas y mayonesas caseras, mousses, merengues y pasteles caseros, tiramisú, helados caseros, ponches de huevo...). > SÍ SE PUEDEN COMER los huevos si se cocinan bien (fritos, cocidos o en huevos revueltos hasta que el huevo esté bien firme) y las preparaciones pasteurizadas que se venden en el supermercado.
- 6. Carne cruda o poco hecha (carpaccios, hamburguesas poco hechas...). > SÍ SE PUEDEN COMER si se cocinan por encima de los 65º C en todo el espesor.
- 7. Productos cárnicos loncheados envasados. > SÍ SE PUEDEN COMER después de cocinarse a más de 71ºC (en croquetas, rehogados, pizzas…).
- 8. Productos cárnicos crudos curados (chorizo, salchichón, salami, jamón curado…). > SÍ SE PUEDEN COMER si han sido congelados previamente al menos durante 24 horas a -20º C (tres días es mejor para asegurarse), aunque existen diversas opiniones al respecto (ver el capítulo 'jamón en el embarazo' más abajo).
- 9. Patés o productos cárnicos (salchichas...) que se vendan refrigerados. > SÍ SE PUEDEN COMER los que se vendan en lata (los que no se almacenan en frío, ya que han sido esterilizados).
- 10. Pescado crudo (tipo sushi, sashimi, ceviche, carpaccios), pescado ahumado refrigerado o marinado así como ostras, almejas o mejillones crudos. > SÍ SE PUEDEN COMER si se cocinan por encima de los 50º C o aquellos que se venden en lata (los que no se almacenan en frío, ya que han sido esterilizados).
- 11. Sándwiches envasados y otros alimentos preparados que contengan vegetales, huevo, carne, fiambres, pescado y derivados.
- 12. Zumos que no estén recién exprimidos o zumos envasados que no estén pasterizados. > SÍ SE PUEDEN COMER los que estén pasteurizados (los que no se almacenan en frío, ya que han sido esterilizados).
- 13. Bebidas alcohólicas. No se deben consumir.

Los 5 riesgos de la alimentación en el embarazo

- 1. Toxoplasmosis: el parásito Toxoplasma gondii produce toxoplasmosis que, aunque tiene una incidencia baja, puede dar lugar a la muerte intrauterina o secuelas neurológicas en el futuro bebé. Se destruye mediante congelación por debajo de 20º C durante un mínimo de 24 horas o a temperaturas por encima de 65º C.

- 2. Listeriosis: la bacteria Listeria monocytogenes provoca la listeriosis, que puede tener graves consecuencias para el feto. No se destruye mediante congelación, solo a temperaturas por encima de 65º C. Se multiplica a temperatura de frigorífico, donde la mayoría de las demás bacterias no pueden crecer.
- 3. Mercurio: la acumulación de mercurio, motivada por el consumo de peces de gran tamaño, tiene un efecto tóxico que puede llegar a producir daños neurológicos y cerebrales al feto. No se destruye.
- 4. Anisakis: el parásito anisakis provoca anisakiasis, alteraciones digestivas y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves. Se destruye mediante congelación por debajo de 20º C durante cinco días.
- 5. Salmonelosis: la bacteria Salmonella Enteritidis produce salmonelosis, que provoca deshidratación y gastroenteritis a la madre y podría ocasionar daños al feto. Se destruye a temperaturas superiores a 70º C.

El jamón en el embarazo

- El producto prohibido más famoso: lo que más se repite entre las embarazadas es lo duro que se les va a hacer no comer jamón durante algunos meses. Aunque la lista de alimentos prohibidos es larga, este es el producto estrella de la lista.
- ¿Se puede o no se puede?: unas fuentes afirman que se puede comer jamóon siempre que haya pasado los controles sanitarios habituales, otras aseguran que no se puede comer si no se ha congelado previamente al menos durante un día a -20º C (como los congeladores de casa son de -18º C, mejor dejarlos tres días) y otros expertos aseguran que la congelación debe ser más intensa. La industria del jamón ibérico, por su parte, afirma que el proceso de curación mata totalmente el parásito.
- Lo que dice el Gobierno español: si acudimos a la fuente oficial de información, la Agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición (Aecosan) pide que no se coma este producto: "si no estás inmunizada frente a la toxoplasmosis evita el consumo de productos cárnicos crudos curados (chorizo, salchichón, salami, jamón curado…)".
- Dos recomendaciones contradictorias:

Higiene en la cocina para embarazadas

- Lávate las manos con jabón y agua caliente, al menos durante 20 segundos, antes y después de manipular los alimentos, tras contactar con cualquier material sucio (pañales, residuos, animales) y especialmente después de usar el cuarto de baño.
- Las manos, las superficies y los utensilios de cocina utilizados se deben lavar a fondo después de manipular carne, pescados, aves de corral, frutas y vegetales no lavados y cualquier otro alimento crudo.
- Guarda los alimentos cocinados en el frigorífico el menor tiempo posible y mantenlos en recipientes cerrados, separados y lejos de los quesos y los alimentos crudos. Si los compras ya cocinados respeta la fecha que se indica en la etiqueta.
- Asegúrate de que tu frigorífico mantiene la temperatura correcta (4ºC o menor).
- Cuando utilices un horno microondas, presta atención a las instrucciones del fabricante para asegurar una temperatura uniforme y suficiente en los alimentos.

Normas generales para embarazadas

- Lava las frutas y hortalizas crudas. Puedes utilizar agua con lejía apta para desinfección del agua de bebida (consultar la etiqueta), a razón de 4 gotas por litro de agua. Sumerge las frutas y hortalizas durante al menos 10 minutos y después realiza un enjuagado abundante con agua potable.
- Cocina completamente las carnes hasta alcanzar los 71ºC (debe cambiar de color en el centro del producto).
- Las comidas así como las sobras de comida, no deben consumirse frías. Asegúrate de calentarlas a más de 75 °C.
- Si necesitas algún complemento alimenticio a base de vitaminas y minerales, toma sólo aquellos que te prescriba tu médico.
- Lee detenidamente el etiquetado de los alimentos, especialmente las advertencias y condiciones de uso.
- Modera el consumo de cafeína de cualquier fuente (café, té, bebidas de cola, bebidas energéticas, yerba mate...).

Cómo puede afectar la listeria y el toxoplasmsa al bebé

- Listeria: si bien la mayoría de las infecciones por L. monocytogenes se producen durante el tercer trimestre de embarazo, durante el primer trimestre pueden tener consecuencias más serias, incluido el aborto espontáneo. También pueden provocar partos prematuros, nacimientos de bebés con bajo peso o la muerte del bebé. Los fetos que contraen una infección tardía pueden desarrollar una amplia gama de problemas de salud, incluidos discapacidad intelectual, parálisis, crisis epilépticas, ceguera o trastornos cerebrales, cardíacos o renales. En los recién nacidos, la L. monocytogenes puede provocar infecciones sanguíneas y meningitis.
- Toxoplasma: los bebés de madres que sufren una infección de T. gondii por primera vez justo antes o durante el embarazo corren el riesgo de contraer toxoplasmosis aguda. Una infección durante el primer trimestre, cuando se está formando el sistema nervioso central, puede desembocar en la muerte del feto. Una infección durante una etapa posterior del embarazo puede ser relativamente leve. En los bebés, el T. gondii puede provocar pérdida de la audición, discapacidad intelectual y ceguera. Algunos niños pueden desarrollar problemas cerebrales o de la vista años después del nacimiento.

 

© enterat.com. contacto · aviso legal · privacidad · cookies · facebook · twitter
TODA LAS SECCIONES: Series, televisión y cine · Música y radio · Deporte · Fiestas · El tiempo y webcams · Carreteras · Transportes · Empleo · Niños · Trámites · Compras y estilo · Noticias · Sociedad · Gastronomía · Turismo y escapadas · Parques de ocio · Tecno · Salud